El proyecto fue elaborado entre la concejala Zulma Gil y la Coordinación de Programa de Incentivo a la Producción Agroalimentaria del Instituto Municipal de Desarrollo Económico Local (IMDEL).   

  El proyecto de ordenanza, presentado desde la comisión de Ecología y medioambiente, solicita que “se prohíba el uso de agroquímicos en sistema productivo agrícola con destino al consumo humano y animal”. El fin que persigue el proyecto es concreto: “Un moreno libre de agroquímicos”. 

  Establece, además, que “el productor debe registrarse como productor en transición hacia la agroecología” y así, tendrá capacitaciones, acompañamiento técnico y ciertos derechos tales como bonificaciones en tasas municipales y prioridad en la compra estatal local, organización de ferias y demás. 

  Pese a esto, la concejala Marisel Aguilar refuta el proyecto ya que considera que “el productor local estaría en desigualdad respecto a los productos que llegan del mercado central, porque si bien la ordenanza dice que se impulsa el acceso a alimentos inocuos y nutritivos a precios populares, no especifica como se llegará a un valor bajo del producto cuando al productor le va a llevar más tiempo cosechar y además no tendrá la seguridad de poder utilizar el 100% de dicha cosecha” 

  Por otro lado, la concejala Aguilar se refirió a la reunión entre concejales e ingenieros agrónomos del IMDEL y expuso que una ingeniera agrónoma “puso de manifiesto la importancia de utilizar más parques agroecológicos a partir de utilizar terrenos de productores privados que no cumplan con lo pautado en la ordenanza” y se preguntó “si realmente quieren prohibir la utilización de agroquímicos en beneficio de los habitantes de moreno o si van contra aquel productor que inhabilitarán de manera definitiva para realizar la actividad agropecuaria, dejándolo sin trabajo –no sólo a él, sino también a aquellos que acompañan en la tarea- y luego, realizar la expropiación de la tierra.”. Por todo esto, “mi voto es negativo”, finalizó la concejala. 

  La concejala y coautora del proyecto, Zulma Gil, pidió la palabra –nuevamente- y refirió a los aspectos económicos y ecológicos del proyecto.

El compost -promocionado por el oficialismo a lo largo del 2020- es considerado valioso para remplazar los agroquímicos: “Con compostaje y otras cosas más, podemos sacar la verdura sana y en poco tiempo. Una acelga tarda una semana en salir, y con compost orgánico, en un mes ya tenemos acelga”, ejemplificó la concejala, y continuó, “acá en moreno lo único que se producen son plantas de hojas, en un mes se puede llegar a consumir, no hay otra competencia porque del mercado central vamos a traer cebolla zanahoria y todos los tubérculos que en moreno no se producen”.

Por último, concluyó “no sé qué otra competencia puede llegar a haber, porque los productores que trabajan en parques agroecológicos acá en moreno y que están registrados en IMDEL, participan en todas las ferias comunitarias que hay en los barrios y también acá, en el mercado popular de la plaza”. 

  Sin más oradores, se pasó a la votación del proyecto que fue aprobado por 15 votos a favor.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu