Un antes y después en la historia, Perón vuelve al país

El 12 de octubre de 1973, se festejó frente a todo el pueblo que Perón se volvía a colocar la banda presidencial por tercera vez y junto a su esposa, que fue la primera mujer en ser vicepresidenta, y posteriormente, primera presidenta del país.

El 17 de noviembre de 1972, tras 17 años de ausencia, Perón vuelve de España y pisa por primera vez el suelo argentino junto a otros líderes como Isabel, José López Rega y Héctor J. Cámpora. El avión que traía consigo no sólo a Perón, sino a toda la esperanza del pueblo argentino, aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza haciendo realidad el lema “Luche y vuelve”. “He llegado hoy a Buenos Aires después de dieciocho años de extrañamiento, con la intención de dar un abrazo simbólico desde lo más profundo de mi corazón al pueblo argentino”, proclamaba el general en su vuelta al país.

Mientras que el regreso definitivo del General Juan Domingo Perón se produjo el 20 de junio de 1973, más de dos millones de peronistas marcharon aquel día para reunirse con su líder. En una muestra de lealtad y afecto sin igual en la historia de nuestro país, el pueblo volvió a reunirse con la persona que le devolvió la esperanza y le dió una vida digna a los trabajadores, se volvían a encontrar con aquella persona que le dió derechos y protección a los más indefensos.

El 11 de marzo de 1973, después de casi 18 años de proscripciones, el pueblo argentino pudo finalmente expresarse libremente en las urnas donde la fórmula Cámpora y Lima, armada por Perón, triunfó ampliamente con más del 49% de los votos. Para la mañana del 25 de mayo de 1973 los argentinos pudieron salir a celebrar la vuelta de la democracia, y como no podía ser de otra manera, de un gobierno peronista. Ante la frase de Hector José Cámpora de “Ha llegado la hora de Perón”, y la afirmación de la lucha contra el imperialismo frente a todo el pueblo, este comenzó a dirigirse hacia la cárcel de devoto, donde a altas horas de la noche se liberaron una gran cantidad de presos políticos que habían sido apresados por el gobierno de facto.

La vuelta de Perón no es un día más para el pueblo argentino, aquel día se pudieron reivindicar los derechos de los trabajadores, la utilización de la política como herramienta para la transformación social y la posibilidad de cumplir el sueño de tener un país que no sea para unos pocos. La llegada de Perón, casi 20 años después de que las fuerzas represivas y dictatoriales lo saquen a la fuerza del poder y gobiernen con puño de hierro, representa la posibilidad del ascenso social, motivo de orgullo nacional, y la lealtad mostrada por los millones de peronistas que marcharon y votaron para que este sueño vuelva a estar presente en el día a día de los argentinos.

Perón retomó la presidencia junto a Isabel como vicepresidenta el 23 de septiembre de 1973, triunfando con un 62% de los votos en las elecciones y dando el punto definitivo para concretar su vuelta triunfal al país y al poder. El 12 de octubre del mismo año, se festejó frente a todo el pueblo que Perón se vuelva a colocar la banda presidencial por tercera vez y junto a su esposa, que fue la primera mujer en ser vicepresidenta, y posteriormente, primera presidenta del país.

De esta manera, el general Perón quedó inmortalizado en la historia como el dirigente que le dió a cada argentino, trabajador, trabajadora, piba y pibe, la esperanza y el compromiso con su país, de movilizarse, luchar por sus derechos y que estos le sean respetados en todos los ámbitos. Siempre entendiendo que el colectivo es más importante que las individualidades, donde la Patria es y se hace con el otro.

Compartir