A través de estos sencillos pasos, el aporte extra de nutrientes en la tierra va a verse reflejado en el crecimiento de tu planta.

El huevo es un alimento que mucha gente come en su casa. La clara y la yema sirve para un sinfín de comidas ¿Y las cáscaras? 

   Las cáscaras tienen muchos nutrientes que pueden alimentar a nuestras plantas, nutrientes muy importantes para su desarrollo y crecimiento, tales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio y hierro. 

  Para utilizar las cáscaras de huevo en nuestra huerta es necesario seguir con una serie de pasos para alcanzar la mayor efectividad posible.  

  En primer lugar, hay lavar bien las cáscaras que hayamos recolectado para eliminar los restos de clara y yema. De esta forma, evitaremos el mal olor y la aparición de alguna plaga. Luego, se deben dejar secar en un lugar aireado; también puede ser al sol para obtener un secado más rápido. 

  Todavía no es el momento de aplicar las cáscaras en las plantas. Primero, debemos realizar un proceso previo que puede ser de dos formas diferentes.  

   1) Triturar las cáscaras de huevo hasta convertirla en polvo. Puede hacerse con un mortero o con un procesador de alimentos. 

   Colocar alrededor de la planta, sobre la tierra, y regar para que las raíces puedan absorber los nutrientes. Se recomienda almacenar en un lugar fresco y seco. 

Remedios caseros con cascara de huevo - Beliefnet

  2) Colocar el huevo triturado en un recipiente a prueba de fuego y colocar agua (dos cucharadas de huevo por cada 4 litros de agua). Dejar hervir durante 10 minutos, y luego dejar reposar el líquido durante 24 horas.  

Por último, quitar los restos de cáscara de huevo y aplicar el líquido. Se recomienda almacenar en un lugar fresco. 

Cómo hacer y para qué sirve una infusión de cáscara de huevo | Bioguia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu