Pablo Santillán: de Moreno al programa «La voz argentina» en Telefe

Se trata de un joven morenense de 32 años que emocionó y sorprendió en el concurso de talentos musicales con su versión de «Tanto amor» del Abel Pintos. En conversación con Moreno Primero, expresó cómo fue cantar en televisión y qué sintió al entonar una de sus canciones favoritas junto a Mau y Ricky, sus ídolos.

Pablo Santillán tiene 32 años, vive en Moreno Centro, pero se crío en el barrio «La perlita» de Moreno Norte. Participó en «La Voz», concurso musical transmitido en Telefe en la instancia «Audiciones a ciegas», donde emocionó a Soledad Pastorutti, Lali Espósito, Ricardo Montaner y Mau y Ricky, sus ídolos pop.

Siempre tuvo curiosidad por la música, más aún cuando encontró la guitarra de su madre Alicia, a quien no conoció porque falleció cuando él nació. Su abuela la guardó en el placard y cuando cumplió 16 años se la regaló. «Mi mamá de chica había querido estudiar guitarra pero, por los quehaceres, el trabajo y la falta de tiempo, no pudo seguir”, contó Pablo y agregó: “Estoy en La Voz cumpliendo el sueño que mi madre no pudo cumplir”.

De esa manera, fue cómo se relacionó con la música y así comenzó tocando la guitarra. Años más tarde, durante su adolescencia, comenzó a cantar en el colegio.

«Me pasaba que en mi casa me daba mucha vergüenza cantar, pero si había algún acto escolar en la secundaria yo me animaba y mis compañeros y compañeras me re alentaban para que cante», afirmó Pablo, participante de la «Voz argentina» en Telefe.

A sus 17 años, comenzó a notar que sus piernas ya no respondían igual y se iban debilitando. Luego de varias y vueltas a hospitales, médicos y neurólogos, a Pablo finalmente le explicaron que lo que había sufrido era una fístula dural que provoca que por las venas de las médulas pase más sangre de la que debería pasar.

«Esto fue por un golpe, no sé cuándo fue, porque cada año se deterioraba cada vez más y más. Además, de joven era muy inquieto y también entrené varios años haciendo rugby, así que pudo haber sido de muchas formas», explicó Pablo, quién también agregó: «La verdad es que llegó un momento en el que me resigné, porque tuve que ir a muchos médicos y médicas, y nadie sabía bien qué era lo que tenía, lo único que agradezco es que en ningún momento sentí dolor, solo fueron debilitándose cada vez más las piernas».

La fístula dural con la que convive Pablo no le impidió seguir luchando por sus sueños, primero estudió con Judith, una profesora de canto en Moreno a quien dejó de ver por cuestiones personales y luego notó que realmente le gustaba la música y decidió inscribirse en la Academia de Canto «Sebastián Mellino», donde viajó durante largos meses todos los días de Moreno a la Ciudad de Buenos Aires.

“Me di cuenta que quería vivir de esto, que quería hacerlo. Así que decidí ponerle fichas y aprender”.

Luego decidió dejar la academia porque los costos cada vez eran más altos y comenzó a participar de diferentes bandas, como «Pedrera» y «Kinna» (actualmente sigue vigente), que integraba con amigos haciendo covers, pero volcando su propia impronta en la interpretación. «Siempre fui de ser abierto a los géneros musicales, ya que, en mi casa, se solía escuchar éxitos del heavy metal y del rock and roll», sostuvo Pablo.

Participó de varios castings musicales como en «Talento Argentino» e intentó ingresar dos veces a «La voz argentina», siendo en 2019 su último intento y su ingreso al concurso. Por cuestiones de pandemia por coronavirus, el programa recién pudo grabarse este año. «Cuando yo estaba cantando y veo que la Sole se da vuelta, Ricardo Montaner también y Mau y Ricky no lo hacían, comencé a ponerme nervioso», expresó Pablo, quien sigue a Mau y Ricky desde que eran «M&R» en el año 2011.

«Al ver que se dan vuelta cuando termino de cantar la canción sentí un alivio bárbaro», celebró Pablo y agregó: «Y después cantar con ellos fue lo mejor. No me importa si no llego a la final, me encantaría, pero me quedo con este logro, con este sueño de haber cantado con ellos. Esto quedará por siempre en Youtube, ya superó las 800 visualizaciones, yo siento que ya gané».

Compartir