martes, junio 25, 2024
Provincial

Axel Kicillof pidió «Militar, repartir la boleta y fiscalizar» para que Unión por la Patria gane las elecciones

En modo «campaña permanente» Axel Kicillof visitó Olavarría y Bahía Blanca. Rosca y arenga para fortalecer a Sergio Massa de cara al balotaje.

Axel Kicillof decidió respetar a rajatabla su promesa de transitar los próximos días en modo «campaña permanente» para ayudar a Sergio Massa a ganar las elecciones presidenciales del próximo 19 de noviembre.

Bajo esa premisa, este miércoles desembarcó en Bahía Blanca y Olavarría, cabeceras de la sexta y séptima sección bonaerense respectivamente. En cuestión de pocas horas, recorrió cientos de kilómetros, se reunió con intendentes, legisladores y funcionarios y encabezó sendos plenarios con militantes denominado «Encuentros por la Patria».

“Militar, repartir la boleta y fiscalizar”, fue el mensaje del mandatario bonaerense bajó a la dirigencia, según confió a Infocielo uno de los participantes de la mesa chica llevada a cabo en el club Pueblo Nuevo de Olavarría.

El gobernador también se enfocó en la arenga a la militancia de Unión por la Patria a quien le pidió “postergar los festejos” y “dejar de lado el cansancio” para encarar las últimas dos semanas.

En Olavarría, cientos de militantes, representantes sindicales, referentes de organizaciones sociales y dirigentes colmaron el Parque del Bicentenario, a metros del arroyo Tapalqué. Con el monumento a San Martín a sus espaldas y bajo un sol radiante, el gobernador desplegó un potente discurso en el que marcó la importancia de los comicios en los que “está en juego el futuro de la patria” dijo.

Lo acompañaron el intendente electo de Olavarría, Maximiliano Wesner – el peronismo volverá a gobernar la ciudad tras 36 años-, el jefe comunal electo de Azul, Nelson Sombra, a quien el gobernador presentó como el ganador del “premio revelación” en las elecciones de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires y los alcaldes de Tapalqué, Gustavo Cocconi, de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo y Maximiliano Sciaini, intendente electo de Roque Pérez.

“Vine como 10 veces a Olavarría, pero para mí es la primera vez porque tenemos intendente peronista” introdujo Axel Kicillof en medio de una ovación.

La comitiva provincial incluyó a la ministra de Gobierno Cristina Álvarez Rodríguez, el ministro de Producción, Augusto Costa, la ministra de Comunicación, Yésica Rey y el Jefe de Asesores Carlos Bianco. Completaron las presencias institucionales los legisladores. provinciales Cesar Valicenti, Eduardo Bucca, los diputados y diputadas electos Mercedes Landivar y Ricardo Lissalde, la ex diputada nacional Liliana Schwindt y el intendente roqueperense (en uso de licencia), Juan Carlos «Chinchu» Gasparini, a quien el gobernador felicitó especialmente por su cumpleaños y lo catálogo como “un faro” para el peronismo de la provincia de Buenos Aires.

Previo al discurso de Axel Kicillof habló el flamante intendente de Olavarría, Maximiliano Wesner, quien tras la histórica elección en la ciudad llamó a no aflojar el ritmo de la campaña: «Tenemos que convencer a cada vecino, les tenemos que mostrar las obras en marcha financiadas con fondos nacionales» dijo.

En esa línea, pidió a cada militante explicar la importancia del arribo de Sergio Massa a la Casa Rosada a partir del ejercicio de enumerar las obras en curso que existen en la ciudad que podrían discontinuarse con un triunfo de Javier Milei – en la Facultad de Salud, Polo Cultural, el Colector Norte y la obra en el acceso a Sierras Bayas en el cruce de la autovía de la ruta 226-.

“La boleta lleva el nombre de Sergio Massa pero es la de la Memoria, Verdad y Justicia”

Durante su discurso, Axel Kicillof insistió en remarcar los modelos de país en juego y el impacto negativo de un eventual triunfo de Javier Milei para los bonaerenses.

En su descripción, explicó que la ultraderecha presentó “varios candidatos pero es un solo proyecto”, más allá de algunos matices entre candidatos y sintetizó que el plan opositor se centra en “quitarnos los derechos que habíamos conquistados”.

En otro tramo, se dedicó a demoler el uso de referencias históricas del liberalismo realizadas por Javier Milei. “A la derecha que le gusta mencionar a Alberdi pero no sé si lo leyeron o lo hicieron en diagonal. Alberdi estaba convencido que la mayor expresión de la libertad era la democracia. Esos eran liberales instruidos. Yo también reivindicó a Alberdi porque en esta elección estamos luchando por la democracia”.

En esa dirección elogió el legado de Sarmiento por su puesta en valor de la educación pública y una sorpresiva reivindicación a Julio Argentino Roca, a quien pidió interpretar en su contexto histórico y le destacó el impulso de la obra pública.

En especial, apuntó a los riegos de la quita de los fondos de coparticipación a las provincias que planteó el candidato libertario: “vienen a llevarse los recursos de las provincia y no es la primera vez. Llamaron a algunas provincias del norte y el sur inviables y trabajaron para hacerlas inviables, sacando el ferrocarril, no invirtieron ni en infraestructura, educación, parques industriales, Son profecías autocumplidas, achican, recortan y después dicen que mal que funcionan” advirtió Axel Kicillof.

En el tramo final, planteó a la militancia que “la patria está en juego” y les pidió aunar los esfuerzos para convencer a un sector más amplio del electorado: “Hay que ir a buscarlos y convencerlos. Es una obligación de nuestra fuerza política advertirle lo que les espera si deciden votar a la derecha. Lo que están preparando” dijo,

“Estén preparados para escuchar enojos, criticas y hasta insultos. Podemos mirar a la cara a cada uno de los nuestros vecinos, podemos explicar lo que hicimos, reconocer lo que no hicimos o nos equivocamos, pero nada justifica dar un paso hacia la oscuridad. Tenemos las herramientas, no dejar un segundo de militar” cerró.

Para advertir sobre los peligros de un triunfo de la ultraderecha graficó: “La boleta lleva el nombre de Sergio Massa pero es la de la Memoria, Verdad y Justicia” concluyó.