Miguel Alcain: “Hoy Moreno se gestiona con una perspectiva comunitaria y popular, y eso es peronismo”

El referente del “Movimiento Popular 25 de febrero” considera que, en Moreno, la unidad tiende a consolidarse a partir de coincidencias: una juventud producto de la apuesta de Néstor Kirchner, un distrito con tradición de lucha y organización y una intendenta que “sintetiza las luchas que hubo y que hay en Moreno”. Las mismas dan como resultado un Estado comunitario y popular “que está en construcción” y que “hay que consolidarlo”.

El Movimiento Popular 25 de febrero se encuentra en Barrio Casasco y diferentes barrios de Francisco Álvarez desde el año 2016. Desde el año pasado, con la llegada del covid-19 y, en articulación con los comités de crisis, su militancia se enfocó en generar espacios de contención a vecinos y vecinas que sufrían las consecuencias de una pandemia que afectó no solo a la salud, sino también a la economía de muchas y muchos vecinos de Moreno. Además, acompañaron diferentes iniciativas vinculadas a la mitigación del coronavirus, tales como los Operativos Detectar y el Plan Buenos Aires Vacunate.

Su tarea estuvo avocada fuertemente a acompañar a las familias más golpeadas por la pandemia y esa organización comienza a dar sus frutos. Así lo explica el referente de MP 25, Miguel Alcain, cuando detalla que “esas ollas populares y merenderos hoy en día no solo se sostienen, sino que reflejan la organización del barrio, porque los espacios donde se desarrollan hoy son referencia para vecinos y vecinas que llevan propuestas para, en conjunto, pensar cómo mejorar el barrio«.

Puede ser una imagen de 3 personas, personas de pie y al aire libre

Miguel considera que es menester “poner en valor el momento que estamos transitando, como distrito, como provincia y como país desde el año pasado, donde la atención se focalizó a nivel local, provincial y nacional en asistir a quienes se vieron más golpeados por la pandemia”, y a nivel local hubo una particularidad: “Desde diciembre del 2019, Moreno comenzó a mostrar otro modo de gestionar, con una perspectiva fuertemente comunitaria y popular, y eso es peronismo”. Además, considera que, a lo largo del año 2020, la gestión actual “comenzó a resolver demandas históricas para el municipio”.

Por tanto, en el escenario presentado, “hoy todas las energías tienen que estar volcadas a consolidar ese modelo de gestión, un estado que acompaña, un estado comunitario y, en ese sentido, la unidad debe tender hacia y en función de esos objetivos».

Hoy todas las energías tienen que estar volcadas a consolidar ese modelo de gestión, un estado que acompaña, un estado comunitario y, en ese sentido, la unidad debe tender hacia y en función de esos objetivos.

Para forjar la unidad, son necesarias las coincidencias, y el militante de MP 25 considera que la primera se da en esa juventud que nace como “resultado de la apuesta que hizo Néstor Kirchner cuando aspiraba a que los jóvenes se involucren en política” porque “de algún modo, eso nos conecta a todos”.

Además, esa misma generación asume desafíos y piensa en Moreno. Para pensar el territorio se comienza por la concepción del estado, y Miguel ve en la gestión de Mariel Fernández un Estado donde “se puede pensar de manera colectiva el cómo mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas”, y en un Estado de estas características, “la política es central porque realmente es la única herramienta que tenemos los sectores populares para decidir de manera colectiva cómo queremos vivir”.

Pero, además, esa juventud que hoy milita y gestiona en Moreno “es una juventud que tiene trayectoria y recorrido en la militancia” y es por eso que Miguel considera que “estamos preparados para asumir otro tipo de desafíos, siempre pensando en nuestra motivación, que es tener un distrito con barrios dignos, y la única forma de lograrlo es con organización”.

Esa juventud se enriquece y toma un rol protagónico en un distrito como Moreno que, desde MP 25, consideran “profundamente peronista” y tiene que ver con “una tradición de lucha y organización que lo diferencian de otros distritos del conurbano”. Allí pone el acento en la experiencia territorial, la diversidad de comunidades, la diversidad cultural, y cómo eso “se va traduciendo en diferentes luchas y experiencias de organización”. Todo eso, de algún modo, “se identifica con el peronismo que es bien de Moreno, que se organiza, lucha, cree en la política, y eso se plasma en varios puntos de la gestión«.

Así, “Mariel sintetiza muchas de esas luchas que hubo y que hay en Moreno”. Los logros no son poca cosa de acuerdo a Alcain, porque “gracias a ese entendimiento se pudo lograr, en un contexto muy adverso, hechos muy importantes para el distrito en el mediano plazo”, y los detalla: la recolección de la basura, la Asfaltera Municipal, el funcionamiento del Servicio Alimentario Escolar, entre otros.

Los considera como “hechos concretos que demuestran que, cuando hay decisión política, se puede avanzar sobre cuestiones estratégicas que van a mejorar la vida de las y los morenenses en el mediano plazo”.

Así, el proyecto de gobierno que hay en Moreno actualmente convoca a diferentes sectores y organizaciones, y entre ellas a MP25, por su forma de ver el Estado y encarar la tarea. “Creemos que, en algún punto, es una oportunidad para construir un Estado que funcione desde una perspectiva comunitaria y de organización popular”. Pero eso está en construcción y, necesariamente, “creemos que hay que consolidarlo”, expone Miguel.

Creemos que, en algún punto, es una oportunidad para construir un Estado que funcione desde una perspectiva comunitaria y de organización popular.

Por ese camino transitan, por un lado, “a través de propuestas concretas donde hay un objetivo que es mejorar realmente la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, y por el otro, “con un Estado promotor de organización, creando y organizando políticas públicas que apunten a organizar la comunidad y el barrio”.

Compartir