martes, junio 25, 2024
DestacadasLocal

Lidia Zerda: «Néstor me dio una vida digna, la posibilidad de tener una casa, y vivir dignamente»

A 13 años de la partida de Néstor Kirchner su legado sigue vivo en su Pueblo, de los militantes y funcionarios, pero principalmente de muchas de las familias que fueron beneficiadas por sus políticas públicas, de inclusión, y derechos. En el distrito de Moreno, Lidia Zerda y sus hijas, Ely Cisternas y Daiana Lemos, nos cuentan a través de una imagen lo que significó para ellas y su familia la figura de Néstor.

La imagen, ya famosa, es de un Néstor sonriente abrazando a cuatro niños, tres varones y una niña, esa nena es Ely. Ese abrazo y esa foto se la sacaron en el año 2006, el día que Néstor vino a Moreno a entregar 588 viviendas en el barrio Casasco Federal. Una de esas viviendas era para su familia, vivienda en la que Lidia sigue viviendo hasta el día de hoy.

«Néstor me dio una vida digna, la posibilidad de tener una casa, y vivir dignamente. Nos dio un montón de derechos que quizás no son reconocidos, porque mucha gente no se acuerda. Néstor nos dio un lugar seco, con cloacas, agua corriente«, recuerda Lidia con emoción.

Lidia nos cuenta que pocos meses antes la más pequeña de sus once hijos había estado internada en el Hospital de Moreno por un cuadro de broncoespasmo severo, y que luego de ese hecho decidió sin mucha esperanza anotarse en el Plan Federal de vivienda a través del INDUAR. Seis meses después llegó una asistente social a su casa para anunciarle que una de esas 588 viviendas era para ella y su familia.

«Néstor entregó las casas con mucho amor, fuimos a recibir la casa con mucho orgullo y alegría, y el se lanzaba a la gente, a su pueblo, se lanzaba a la multitud, se dejaba a abrazar, nosotros en ese momento éramos muy pobres no teníamos ni cámara para sacarnos una foto. Así que esa foto que después encontramos es un enorme regalo para nosotras. Él nos dio la dignidad», sostiene Lidia que, en ese momento, vendía cosméticos, hacía uñas y pies y trabajaba por hora en casas de familia.

Una vez instalada la familia, comenzaron a trabajar por las necesidades de los vecinos del barrio, su marido Patricio se puso al frente y comenzaron a pedir una escuela, que también se logró durante el gobierno de Néstor, la escuela N°82, comenzaron a hacer meriendas para los chicos en un espacio que un albañil del barrio construyó, y así conocieron también a Mariel Fernández, actual intendenta de Moreno, con la que hoy continúan militando y trabajando.

Ely hoy es militante del Movimiento Evita, tiene 29 años y recuerda con mucha emoción aquel día donde conoció a Néstor: «En ese momento tenía 10 años, mi mamá nos dijo que íbamos a conocer nuestra nueva casa, así que fuimos con ella, mi papá y mi hermanito Braian, nos fuimos en colectivo. Estuvimos toda la mañana hasta la tarde que vino Néstor, y comenzó a entregar el mismo en mano las llaves de las casas».

«Cuando Néstor se bajó del escenario cruzamos en medio de toda la multitud y nos subimos a las vallas. Abrazamos a Néstor, él nos abrazó y ahí un fotógrafo de Néstor nos sacó la foto. Para mí Néstor era y es un superhéroe, yo quería tocarlo, estar cerca de él, y para mí hoy en día siendo militante es un orgullo haber estado con él. Nunca había visto esa foto hasta hace algunos años atrás que una compañera la puso en su estado de WhatsApp y ahí me veo, no lo podía creer», recuerda Ely.

Por su parte, Daiana, que tiene 38 años y es también militante del Movimiento Evita, sostiene: «Para mí familia Néstor significa todo, nosotros vivíamos en condiciones muy precarias, de repente llegar a una casa con azulejos, ducha, como uno tiene que vivir realmente, era todo. Ver esa foto de mi hermana, pensar cómo se fue dando todo. Siento que nos significó como familia y como seres humanos».

Para Lidia y su familia hoy el legado de Néstor vive también en la figura de Mariel Fernández.

«Mariel para nosotras tiene el legado de Néstor, nosotras militamos con ella con mucha lealtad y amor, porque ella al igual que Néstor nos enseña que la militancia es dar amor», reflexiona Daina.

Por su parte, la intendenta de Moreno, realizó este 27 de octubre un homenaje en memoria de Néstor en el Hall del palacio municipal de Moreno. En el lugar donde se exhibe el busto de Néstor, junto al de Perón y Evita, estuvieron presentes funcionarios y dirigentes sociales del distrito.

«Néstor Kirchner fue un ejemplo de que cuando se llega a un lugar de poder y responsabilidad se puede transformar las cosas y en eso fue un transgresor, un revolucionario. Siguiendo su ejemplo estamos demostrando en Moreno como él lo hizo con nuestro país en una de las peores crisis«, reflexionó Mariel.