FACEBOOK “LIVE”, UNA HERRAMIENTA PARA VENDER ROPA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Se convirtió en una tendencia creciente desde inicios de la Pandemia. Cada vez son más los usuarios que se animan a emprender su negocio a través de esta herramienta.

 El virus Covid-19 comenzó a cobrarse sus primeras víctimas en el mes de enero, en China. Luego se expandió por Europa y finalmente, llegó a América Latina a mediados de marzo. La pandemia desatada, generó un fuerte en pacto en una economía que ya estaba en crisis. 

El aislamiento en Argentina se lleva a cabo desde marzo. Muchas personas vieron perjudicada su economía, otras tantas se quedaron sin trabajo. En ese contexto surgió una nueva práctica, una nueva modalidad de venta, que parece ganar cada día más adeptos. 

   Facebook Live, es utilizado por muchos vendedores y vendedoras para ofrecer sus productos. Les asignan una distinción y los muestran. Quienes ven el producto y les interesa, lo piden por mensaje. Se contactan y se pacta un lugar de encuentro. 

   Desde Moreno Primero nos comunicamos con Verónica, una vecina que vende ropa en el límite de Moreno y San Miguel, y que utiliza esta modalidad. Verónica explica, “yo trabajaba cuidando personas, pero ya no, ahora por la pandemia me quedé sin trabajo”. 

  Así, Verónica, al igual que muchas personas, se vieron obligadas a buscar otro trabajo. “Veía a muchas chicas haciendo feria virtual. No me animaba por el tema de estar frente a una cámara y que muchas personas me estén mirando. Hasta que un día me animé y busqué ropa que tenía en casa sin usar y estaba en perfecto estado” asegura Verónica, y continúa “me gusta mucho, gano lo mismo que en un día de trabajo y a veces un poco más. Lo hago como mucho dos horas porque tengo un bebe de dos años y eso hace que mis videos en vivo sean cortos”. 

  Esta modalidad de venta ha llegado recientemente, algunos vecinos y vecinas lo ven como una ayuda, otros, como un trabajo. En relación a esto Verónica reflexiona “esto que se implementó ahora ayuda a muchas personas y familias que están sin trabajo y sin un ingreso. Aunque no es suficiente, ayuda a poder colaborar en casa, porque mi marido trabaja en negro y le bajaron el sueldo también”. 

  Al paso del tiempo, más vecinos y vecinas se suman a esta nueva modalidad, y muchos usuarios ven los videos, comentan, compran, y se transforman en clientes. Facebook se convierte así en una red social con miles de usuarios que se convierten en potenciales clientes, los cuales, al entrar en la plataforma y estar en el “inicio” de la misma, pueden “pasar por el video” como en otro momento “pasan por la vidriera de un local”. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *