ESCUELA 37: YA TIENEN LA LLAVE, DESPUÉS, EL EDIFICIO

Se entregó la llave del edificio de Corvalán y Merlo al director de la Escuela Secundaria N° 37. Ahora, esperan por el nuevo edificio.

El mes de diciembre comenzó con una buena noticia para la comunidad de la escuela N° 37. Se logró que se les garantice el edificio de Corvalán y Merlo –en concepto de custodia-, hasta la realización de un edificio propio. 

   Este lunes, 14 de diciembre se hizo efectiva la posesión legal del edificio a través de la entrega de llaves al director de la institución, Gustavo García, en un acto donde estuvieron presentes el Inspector de Educación, Fabián Scotti; el jefe Regional, Gustavo Copes; la Concejera Escolar, María González; la presidenta del Consejo Escolar, Sonia Beltrán; el Coordinador General de Programas Educativos, Hernán Borghi y las madres de estudiantes de la escuela. 

  Desde Moreno Primero nos contactamos con Norma Córdoba, madre de una estudiante, con quien dialogamos sobre los objetivos propuestos este año, la comunidad de la escuela 37 y los pasos a seguir de ahora en más. 

Moreno Primero: En primer lugar, son un ejemplo de lucha. Se hicieron escuchar sin inconvenientes de por medio. Parece que los resultados son favorables, y, si bien la lucha sigue, ¿van alcanzando los objetivos? 

 Norma: En un principio teníamos una meta que era tener un lugar digno donde los pibes y las pibas de la escuela 37 accedan al derecho a la educación. Ese lugar lo luchamos y lo peleamos las familias y logramos que se nos otorgue en custodia el edificio de Corvalán y Merlo. Vale destacar también que es -en custodia-, antes compartíamos la escuela con el edificio de la escuela 24 y ahora tenemos un edificio en custodia. 

 Nunca me hubiera imaginado que esa iba a ser la propuesta, es decir, que nos van a construir  un edificio nuevo. 

  Más allá de todo eso, lo importante es lo que logramos: que se va a construir en el territorio del Barrio Asunción una escuela secundaria para la comunidad educativa de la escuela 37, no es un detalle menor. Nunca me hubiera imaginado que esa iba a ser la propuesta, es decir, que nos van a construir  un edificio nuevo. 

MP: El lunes fue un día de sonrisas y festejos. Cuando uno dice “la comunidad de la escuela 37” realmente son comunidad. Se puede ver compañerismo, acompañamiento, y cariño ¿Esto es un logro de la comunidad? 

“No nos encontrábamos con una pared, nos encontrábamos con puertas que se abrían y nos escuchaban, hasta que logramos destrabar este conflicto.”

Norma:  Esto es un logro de la comunidad, más allá de lo que se esté diciendo por parte de quienes tengan inclinamientos políticos partidarios. Acá eso no hubo, fuimos 15 madres que, en un principio nos ningunearon, nos avasallaron, y sostuvimos la lucha. Entre nosotras, te puedo asegurar que fue bastante difícil sostener esta lucha respetuosa y tranquila. Pero, como siempre dije, no nos encontrábamos con una pared, nos encontrábamos con puertas que se abrían y nos escuchaban, hasta que logramos destrabar este conflicto. 

MP: ¿cuál es el siguiente paso? Como siguen ahora, qué esperan.. 

Norma:  El miércoles se comenzó a marcar la posesión, comenzó la entrega de mercadería en el edificio nuevo de Corbalán y Merlo. El paso siguiente es la elección del espacio físico y geográfico donde se va a construir el nuevo edificio, donde tendremos alguna injerencia, pero lo va a decidir la Provincia de Buenos Aires. Hay posibilidades de algunos lugares que todavía no están en concreto ninguno, pero tienen un plazo de 4, 5 meses para definir el espacio y comenzar el nuevo sueño de tener un edificio propio, una secundaria en el Barrio Asunción.  

“Nuestra meta era esta, que los chicos tengan este lugar digno, ya no podían seguir compartiendo el edificio con la escuela 24. Era una etapa que ya había pasado.”

 Estamos felices y expectantes, no nos vamos a dormir. Nuestra meta era esta, que los chicos tengan este lugar digno, ya no podían seguir compartiendo el edificio con la escuela 24. Era una etapa que ya había pasado. No vamos a bajar la guardia, pero sabemos que, a partir de ahora, los actores que tienen que realizar estas nuevas formas no necesariamente somos nosotras solas. Acá hay definiciones políticas muy importantes que la van a tomar otras autoridades. Vamos a seguir luchando, pero felices, más relajadas. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *