En medio de la pandemia, un grupo de mujeres creó la cooperativa textil “Ovejas Negras” en Trujui

Gracias a la donación de equipamiento de trabajo a través del Programa Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y con apoyo del área de Economía Popular del Instituto Municipal de Desarrollo Económico Local (IMDEL), un grupo de seis mujeres impulsó una cooperativa textil con el fin de independizarse económicamente. En esta nota, la responsable de la cooperativa, Carolina Brites, expresó cómo surgió, cómo es trabajar en equipo y en una cooperativa.

El barrio “Villanueva” de Trujui cuenta con un grupo de mujeres que, en el marco de la crisis agudizada por la pandemia de coronavirus, creó la cooperativa textil “Ovejas Negras”. En la búsqueda de la independencia económica y de ayudar a otras mujeres que estaban atravesando el desempleo, formaron una cooperativa donde el objetivo es claro: aprender a trabajar en equipo, transmitir el conocimiento para que otras mujeres también puedan independizarse y así empoderarse para progresar y llevar el conocimiento a la comunidad morenense. 

Dos veces a la semana este grupo de mujeres trabajadoras asisten al centro cultural “Oveja Negra” donde realizan arreglos y confeccionan barbijos, entre otras prendas. “Tenemos como propósito también coordinar con otros espacios que lleven a cabo roperos comunitarios y ayuden a mejorar las prendas, como así lo hicimos nosotrxs en un momento, ya que contamos con las herramientas necesarias”, expresó Carolina, integrante de la cooperativa textil. 

En agosto de este año, la cooperativa recibió maquinarias a través del programa Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Se donaron tres máquinas de coser industriales, una máquina de broche manual, un rollo de tela jersey, tijeras, corte hilacha, hilos y agujas. De esta manera, desde el área de Economía Popular del IMDEL, con el objetivo de impulsar la producción local, apoyaron a la cooperativa en el proceso de formalización y asistencia técnica para el desarrollo de la misma.  

Ese día fue un día de emoción, esperanza y agradecimiento para quienes forman parte de este proyecto”, expresó Carolina, militante de Descamisados e integrante de la cooperativa textil “Ovejas Negras” y agregó: “Esta cooperativa es el resultado de un trabajo exhaustivo por concretar un sueño, en este caso, trabajar y trabajar en algo que a las compañeras les apasiona, la costura”. 

Por otro lado, una de las trabajadoras de la cooperativa, Karina, explicó: “Trabajar en la cooperativa fue un gran cambio en mi vida. Yo me acerqué por curiosidad y me quedé manejando el taller. Me ayudó a asumir responsabilidades que, por miedo, antes no lo hacía” y agregó: “A la vez, también se enseña a otras chicas con el mismo entusiasmo, es una forma de independizarse. Ovejas Negras es un gran cambio y una oportunidad de crear”, concluyó una de las trabajadoras de la cooperativa textil “Ovejas Negras”. 

Compartir