martes, julio 16, 2024
Deporte

El morenense Joaquín Molina Santillán lo hizo de nuevo: subió al podio en el Panamericano Senior de Karate Uruguay 2024

Ya se jugó el Campeonato Panamericano Senior de Karate Uruguay 2024 en el Centro de Convenciones Punta del Este. Joaquín Molina Santillán (-60kg), y el Equipo Masculino de Kumite se subieron al tercer puesto para conquistar la medalla de bronce.  “Un Bronce Panamericano con sabor a oro porque estuve tan pero tan cerca que me duele en alma solo pensarlo. Se me dio lo que fui a buscar, una medalla, no la del color para la que había estado trabajando tanto tiempo, pero tengo que entender que las cosas tarde o temprano llegan, solo hay que ser pacientes y seguir trabajando poco a poco”, expresó el karateka oriundo de Francisco Álvarez, tras disputar el torneo.

El equipo en la primera ronda venció 3-0 a Uruguay y derrotaron 3-0 a México en cuartos de final. En la semifinal cayeron 3-2 frente a Estados Unidos, el equipo que finalmente se consagraría campeón. En el repechaje por el tercer puesto, Argentina ganó 3-2 a Guatemala y de esa forma se quedaron con la medalla de Bronce. 

Sobre la presentación del equipo, Joaquín no deja dudas: “dimos todo lo que teníamos, pero aun así se nos escapó la final y con ella la clasificación al mundial por equipos. Lamentablemente tuvimos una mala pasada que no estaba en nuestro poder decidir, pero quedó muy en claro ante los ojos de toda América como es el equipo argentino y lo que se merecía, me pone contento haber peleado de esa forma equipo”.  

El morenense, por su parte, venció 5-0 al boliviano Luis Vera y perdió por Senshu (4-4) ante el colombiano Juan Forero. En las semifinales de repechaje, se enfrentó al brasileño Nascimiento al que derrotó 10-5. El tercer puesto lo disputó con el uruguayo Larrosa a quien derrotó por 8-2 y se quedó con la de bronce.  

Un Bronce Panamericano con sabor a oro porque estuve tan pero tan cerca que me duele en alma solo pensarlo. Se me dio lo que fui a buscar, una medalla, no la del color para la que había estado trabajando tanto tiempo, pero tengo que entender que las cosas tarde o temprano llegan, solo hay que ser pacientes y seguir trabajando poco a poco”, expresó el karateka oriundo de Francisco Álvarez, tras disputar el torneo.  

Además de agradecer a su familia y a los médicos del CeNARD, Joaquín se brindó un espacio para agradecerse también por todos los obstáculos que vence día a día: “un gracias especial a esta persona que tuvo que dejar de lado muchas cosas, que confío en sí mismo y que nunca dudó que podía estar al mejor nivel, que peleó contra toda crítica, contra todo problema en el camino, contra cada situación que hacia desviar el foco del objetivo, contra cada desventaja que tenía, contra todo y todos. Esto es un gracias a mi por ganar todas las peleas que hubo antes de este torneo, estoy orgulloso de vos TIKI, hacemos muchísimo con tan poco. Somos un poco mejor que ayer Joaquin Molina, con eso ya ganamos y hay que saber disfrutarlo”. 

Así, Joaquín suma dos medallas de oro, una de plata y tres de bronce, más dos de bronce por equipos, en el Panamericano. A estas victorias se les suma dos medallas de oro y una por equipos en el Sudamericano. Más una medalla de plata y una de bronce en el Open de Las Vegas. Y promete ir por más.   

La joyita del Torneo también la trajo Joaquín

 En la categoría libre, le tocó pelear contra Brian Irr. El estadounidense mide más de 2 metros y pesa 84 kilos. Eso no impidió que Molina tenga la oportunidad de cargarlo al hombro, para luego deshacerse de él, tirándolo al piso. Irr cae desplomado, el morenense levanta los brazos, y el estadio explota ante la hazaña.