La institución recibió una carta de desalojo en enero del 2020 y desde ese momento, realizan protestas, festivales solidarios y visibilizan a través de las redes las razones por las cuales no quieren abandonar el espacio. En esta nota, Fernando, tesorero del club expresará cómo son los momentos de tensión que viven actualmente.

Fernando Molina, alias el pollo, es el tesorero del Club Aurora y señaló las cuestiones conflictivas que se encuentra pasando la institución por una carta de desalojo que recibieron a principios del año 2020.

El club Aurora funciona desde 1988 entrenando a niñxs y adolescentes en diferentes categorías de fútbol. El espacio fue cedido por un hombre que tenía varias parcelas, entre ellas una fue donada al club. Luego de la muerte del hombre, su pareja, de apellido Coronel compró los terrenos que eran de su concubino, incluyendo el del club.

En 2018 comenzó el juicio por el espacio, un abogado gratuito les brinda asesoramiento a la comisión del Aurora, y finalmente ganan la primera instancia. Con la tranquilidad de saber que todo iba por buen camino en 2019 comenzaron a construir y remodelar el club, compramos trofeos a lxs chicxs y a las chicas del femenino que no se le entregaba desde hace cinco años la premiación, expresó Fernando.

En enero de 2020, reciben una carta de desalojo y allí se dan cuenta que el abogado con el que contaban no utilizó las herramientas que estaban a su alcance. De esta manera comenzaron a realizar actividades para reclamar el espacio, como movilizaciones y hasta festivales solidarios como el del miércoles pasado donde se realizó un show acústico en el que participó el cantante de Las manos de Filippi y artistas morenenses.

Este martes el club Aurora estuvo realizando una vigilia en el mismo espacio debido a la llegada de referentes judiciales, abogado de la dueña de los terrenos y abogado propio del club que asesora a la comisión directiva junto a vecinos y vecinas del barrio Aurora.

Desde la institución propusieron pagar a largo plazo, peso por peso, el terreno del club para que quede a la comunidad. Es importante, entender que desde que comenzó la pandemia, el Aurora realiza ollas populares y meriendas para las y los vecinos de Moreno Sur los días jueves y sábados. Por este motivo, si cierran el club la comunidad que venía teniendo acceso a un plato de comida o una taza de leche se quedarían sin sustento y las y los pibes que entrenan a diario se quedarían sin su espacio.

Previous post JUNTOS POR EL CAMBIO RECHAZÓ NUEVAS RESTRICCIONES FRENTE AL AUMENTO EXPONENCIAL DE CASOS
Next post ALBERTO FERNÁNDEZ ANUNCIÓ NUEVAS MEDIDAS: «ARGENTINA ENTRÓ EN LA SEGUNDA OLA»

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú