martes, julio 16, 2024
Local

Diferentes obras y programas benefician a 5.000 niños y niñas que asisten a los jardines comunitarios de Moreno 

El presente ciclo lectivo inició con la inauguración de la obra del Jardín Comunitario “Villa Mandarina”. En septiembre, se sumaron las obras de “Los Horneritos”, “Poyi Cardenas” y “Mi pequeño Aroiris”. Además, se entregaron mobiliarios a los 34 jardines comunitarios del distrito, y se garantiza el derecho a la alimentación de manera igualitaria y saludable, a través de diversos programas. “El gobierno municipal apuesta a fortalecer los espacios y el trabajo de las educadoras, desarrollando y gestionando políticas públicas para garantizar el derecho de las y los más pequeños de la educación”, expresa la directora de Educación Comunitaria y Popular, Silvina Sanchez.  

Los jardines comunitarios dan cuenta del esfuerzo comunitario para construir y llevar adelante espacios de primera infancia. Lo hacen de forma autogestiva, y, por ende, atraviesan serias dificultades, como la necesidad de mejoras edilicias o artefactos que permitan acceder a necesidades básicas.  Silvina Sánchez, directora de Educación Comunitaria y Popular informó a Moreno Primero que “en nuestro distrito existen 34 jardines comunitarios, todos con historias muy particulares y con mucha organización en los barrios, que ha resuelto cuestiones que el Estado no ha podido resolver, y es ahí donde aparecen mujeres que abren las puertas de sus hogares o en espacios cedidos por la iglesia para hacerse cargo de la alimentación, el cuidado y la educación de los niños y niñas de sus barrios para que mujeres como ellas puedan salir a trabajar”.  

Una política presente en la gestión actual que conduce Mariel Fernández es transformar las experiencias comunitarias de gran importancia en políticas públicas, y los jardines comunitarios son parte de ello. “El gobierno municipal pone en valor este trabajo y apuesta a fortalecer los espacios y el trabajo de las educadoras, desarrollando y gestionando políticas públicas para garantizar el derecho de las y los más pequeños de la educación”, aseveró. Esto da cuenta que “hoy contamos con un municipio presente, que asume con responsabilidad y compromiso brindar lo mejor a los jardines comunitarios, que son quienes hace más de 30 años acompañan a miles de familias de Moreno”. 

La inversión por parte del Estado local, en articulación con Provincia y Nación es notoria, está a la vista. El jardín comunitario “Villa Mandarina” recibió el inicio del ciclo lectivo 2023 con un espacio propio, aulas nuevas, baños y un SUM, junto a la renovación integral de la cocina. Hace pocos días, la jefa comunal inauguró la refuncionalización del Salón de Usos Múltiples del barrio Los Hornos, en la localidad de Cuartel V, que ahora es el Jardín Comunitario “Los Horneritos”. Lo mismo hizo con la obra de ampliación y refacción del Jardín Comunitario “Poyi Cárdenas”, y el Centro de Desarrollo Infantil “Mi pequeño arcoíris”, este último en Moreno Sur. Además, entregó equipamiento recreativo y educativo a diferentes jardines de la localidad, beneficiando a 5 mil niños y niñas morenenses.  

Obras de esta magnitud son muy esperadas por la comunidad educativa, los vecinos y vecinas de los barrios están muy contentos y agradecidos con la llegada de estos espacios que atienden a niños y niñas de 45 días a 4 años”, contó Silvina, y explicó que “en su mayoría los jardines maternales son de carácter privado y no todos tienen la posibilidad económica de dejar a sus hijos en estás instituciones, quedando así en muchos casos al cuidado de un familiar o hermano mayor”. Es por eso que en cada inauguración se encuentran con mamás que se acercan y hacen llegar el agradecimiento. “En Casasco, donde hace unos días inauguramos un nuevo CDI, una mamá nos comentaba que estaba feliz con la llegada de este espacio, porque ahí podía dejar a su bebe y ella poder ir trabajar”, ejemplifica la directora de Educación Popular y Comunitaria.  

Las obras de infraestructura son tan importantes y necesarias para el Estado local, como lo es garantizar el derecho a la alimentación de manera igualitaria y saludable a las y los niños que asisten a estos jardines comunitarios. Esto se explicita en 2 políticas concretas. “Desde el Municipio hemos logrado que los 34 Jardines cuenten con el programa “Un vaso de leche por día”. Todos los meses reciben leche por el total de matrícula de estos 34 jardines, que en su mayoría están registrados dentro del circuito de merenderos y comedores que pertenece a la Secretaría de Desarrollo de la Comunidad, donde además de leche reciben alimentos secos”, indicó. Además, “se realizó un encuentro con cocineras de los jardines sobre manipulación de alimentos, llevados a cabo por una Nutricionista de la Secretaría de Cultura, educación y deportes”. 

La otra política llevada a cabo en ese marco es el convenio firmado con el Programa Unidad de Desarrollo Infantil (UDI), del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia de Buenos Aires, “con 11 espacios que no contaban con ningún tipo de recurso económico del Estado” lo que permite “la compra mensual de alimentos secos, frutas, verduras y equipamiento de acuerdo a las necesidades de cada espacio”. Quien se encarga de ejecutar dichos fondos es la “Dirección General de Educación Comunitaria y Popular, “siendo muy cautelosa con la calidad de los productos, porque nuestros niños/as merecen comer rico y sano”. También, agrega que, desde la dirección, acompañan a las educadoras en su formación, “para poder llevar a cabo la tarea pedagógica”, y esto, “porque creemos que, al cuidar, estamos educando”.  

Con todo, Silvina Sánchez enfatiza: “es importante que el Estado pueda proveer y acompañar el desarrollo pleno de estos espacios, teniendo en cuenta sus orígenes”, y la gestión que encabeza Mariel Fernández, «pone en valor el trabajo que llevan adelante estos jardines, apuesta y agradece a cada mujer que resolvió la alimentación y educación de las niñeces de nuestros barrios”.  Más Aún, “las obras y los programas llegan a lugares donde existen muchas necesidades, y, sobre todo, una gran demanda de matrícula entonces es responsabilidad del Estado hacerse cargo de resolver ese tipo de necesidades”. 

En los discursos de Mariel resuena una hermosa frase de Eva Perón -para los humildes lo mejor- y es lo que hacemos como municipio todos los días, trabajar para darle lo mejor a nuestro pueblo de Moreno porque vivimos acá y merecemos lugares bellos y dignos” concluye.