La creación del Instituto fue aprobada por el Consejo Superior de la Universidad. En diálogo con Moreno Primero, el Vicerrector, Manuel Gómez, cuenta el nuevo proyecto.

En una etapa de crecimiento y consolidación institucional, la Universidad Nacional de Moreno (UNM) se propone trabajar el campo de la formación laboral. Es en este sentido que, en la última sesión del año 2020, el Consejo Superior de la universidad aprobó la creación del Instituto Tecnológico de la Universidad Nacional de Moreno (ITUNM). De esta forma, se amplía la oferta académica en la región.


Pero, ¿cuál es la función de un Instituto Tecnológico? ¿Cuál es su propuesta? ¿Hay diferencia entre una universidad y un instituto tecnológico? ¿Hay articulación? ¿Por qué estudiar en el ITUNM? ¿Qué estudiar en el ITUNM?


Son preguntas que puede hacerse cualquier vecino o vecina de moreno. Es por eso que desde Moreno Primero nos comunicamos con el Vicerrector de la UNM, Manuel Gómez, quien respondió estas consultas, y adelantó que –posiblemente- el ITUNM comience su funcionamiento en menos de un año.


Moreno Primero: ¿Qué es un instituto tecnológico y qué se proponen desde la Universidad? ¿Cuáles son los objetivos?


Manuel Gómez: El Instituto Tecnológico es una institución que forma parte de la universidad y que va a brindar formación tecnológica en áreas vinculadas a la actividad productiva. En esta nueva etapa que comienza la Universidad, ya habiendo cumplido diez años, ampliamos la oferta de formación a un mundo académico tecnológico más ligado al mundo del trabajo.


Con la Universidad venimos desarrollando una tarea de vinculación tecnológica, a través de la Secretaría de Investigación y Vinculación Tecnológica, y mantenemos un vínculo sistemático y permanente con el sector productivo de la región.


Nosotros pensamos la tecnología en términos de que puede mejorar los niveles de producción local, que pueden capacitarse a jóvenes que ingresen al mundo del trabajo, es decir, es una formación focalizada en las nuevas tecnologías de producción.

Nosotros pensamos la tecnología en términos de que puede mejorar los niveles de producción local, que pueden capacitarse a jóvenes que ingresen al mundo del trabajo, es decir, es una formación focalizada en las nuevas tecnologías de producción.


MP: Cuando una persona decide estudiar, ¿por qué elegiría un Instituto Tecnológico antes que una Universidad?

MG: Estaría eligiendo las dos cosas. La ventaja de un Instituto Tecnológico en el marco de una Universidad es que las formaciones están más actualizadas porque están en contacto con los últimos avances de conocimiento.

La ventaja de un Instituto Tecnológico en el marco de una Universidad es que las formaciones están más actualizadas porque están en contacto con los últimos avances de conocimiento.


Por ejemplo, nosotros vamos a explorar en cuatro o cinco áreas laborales vinculadas con el campo de la informática, de la electrónica, de la comunicación, del medio ambiente y de la logística. Todos estos campos de conocimiento se abordan en las carreras universitarias que nosotros tenemos en marcha. Eso significa que los profesores están con los conocimientos más actualizados por decirlo de alguna manera. Entonces, la ventaja de un Instituto en el marco de la Universidad es que garantiza la actualidad de las tecnologías que evolucionan rápidamente.


La idea es que el Instituto desarrolle carreras o cursos específicos vinculados con las carreras largas de la Universidad. Entonces un estudiante de alguna carrera puede tomar un curso corto de alguna aplicación concreta o específica, y otro joven que todavía no decidió estudiar en la Universidad, puede también tomar un curso corto. Es una oferta mucho más práctica, más corta y más ligada al mundo del trabajo.

Avanza la puesta en marcha de la Escuela Secundaria Politécnica de la  Universidad de Moreno - VIVI EL OESTE Diario


MP: Hablaste de una nueva etapa de la Universidad en estos diez años, y esto también viene de la mano con la Escuela Politécnica, con la que también se va a articular, entonces, hay una articulación del Instituto Tecnológico, tanto con la Universidad como con la Escuela Secundaria Politécnica.

MG: Exacto, y ahí la idea es maximizar el uso de los recursos. Tanto de la capacidad de los profesores que tenemos, como así también de las capacidades edilicias de los laboratorios y los talleres que puedan ser utilizados en cualquiera de estas tres instancias que vos mencionas.

MP: La articulación entre el Instituto Tecnológico y la Escuela Politécnica se da, por ejemplo, a través de la preparación de los estudiantes de la escuela con mejor preparación para estudiar en el Instituto tecnológico, por ejemplo.

MG: Claro, en una próxima etapa de la Escuela Politécnica, cuando tengamos el Ciclo Superior con el Bachillerato Orientado, ahí vendría la articulación más fuerte con la Universidad.

Yo también quisiera destacar que podemos encarar esta nueva etapa de la Universidad en función de una política nacional de la Secretaría de Políticas Universitarias que explícitamente ha formulado un programa de desarrollo de Institutos Tecnológicos en las Universidades Nacionales. Es decir que no es sólo una decisión nuestra, sino también, es acompañar y estar estimulados por una política nacional donde ven que las universidades tienen otros horizontes.

Quisiera destacar que podemos encarar esta nueva etapa de la Universidad en función de una política nacional de la Secretaría de Políticas Universitarias que explícitamente ha formulado un programa de desarrollo de Institutos Tecnológicos en las Universidades Nacionales.

Hay un horizonte tradicional de la Universidad que hoy se está expandiendo a otros campos, como el de la investigación, por ejemplo. Esto lo vimos con el Presidente de la Nación visitando la Universidad de San Martín en función de las investigaciones de la lucha contra el coronavirus. Otro campo de apertura tiene que ver con estimular el acceso de los jóvenes a las nuevas tecnologías para el mundo del trabajo, sea en las carreras tradicionales o en formaciones más nuevas o más alternativas como las que va a ofrecer el Instituto.

Alberto Fernández recorrió el laboratorio donde se desarrolló el suero  equino


MP: Entonces, ¿hay un acompañamiento del gobierno nacional en la creación del Instituto?

MG: Absolutamente. Más que acompañamiento hay un liderazgo, que coincide con nuestro acompañamiento también. No es lo mismo para una Universidad, a pesar de ser autónoma, desarrollarse en el marco de expansión como la que estamos viviendo ahora, que desarrollarse en una política de retracción. Por eso me permito hacer la distinción, no sólo de acompañamiento, sino de propuesta y liderazgo.

MP: ¿El instituto está pensado en relación con el territorio? De ser así, ¿las carreras que se vayan a dar, serán de acuerdo a las necesidades del mismo? ¿Hay algún estudio, encuesta, o censo realizado?

MG: En esta etapa de organización hay dos grandes tareas que vamos a desarrollar. Una es completar y perfeccionar el diagnóstico que tenemos desde la Dirección de Vinculación Tecnológica, sobre cuáles son las necesidades de actualización tecnológica del sector productivo de Moreno. Eso es fundamental porque no se trata de formar en tecnologías abstractas, sino vinculadas con el desarrollo productivo local o regional. La otra tarea es explorar en estos campos de conocimiento las necesidades de certificación, por ejemplo, en el campo del medio ambiente, todo lo que tiene que ver con las certificaciones socioambientales, qué requerimientos hay y que cursos se pueden estructurar para formar recursos humanos en esas líneas.

Así que yo te diría que está muy ligado al territorio en esta doble perspectiva de ver qué necesita el sector productivo, qué requiere y en qué se lo puede acompañar -tarea en la cual ya venimos trabajando hace varios años, pero vamos a hacer un diagnóstico más completo y complejo-, y, por otro lado, ver de entre esas necesidades, cuáles son las ofertas que nosotros podemos ir estructurando.

Está muy ligado al territorio en esta doble perspectiva de ver qué necesita el sector productivo, qué requiere y en qué se lo puede acompañar y, por otro lado, ver de entre esas necesidades, cuáles son las ofertas que nosotros podemos ir estructurando.

MP: ¿Cuándo comienza a funcionar el Instituto, hay una fecha tentativa?

MG: Nosotros pensamos en un año, pero si no es un año serán diez meses. Aspiramos a empezar este año con alguna propuesta, pero esto lleva un tiempo de preparación.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es UNM-mas-que-ayer.jpg
Previous post EL INDIO SOLARI RECOMENDÓ «LEER MÁS A LAS MUCHACHAS» ENTRE ELLAS, NINA FERRARI
Next post EL MUNICIPIO DE MORENO LANZÓ LA CAMPAÑA «VERANO SIN ACOSO, VERANO PARA TODES»

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú