domingo, octubre 1, 2023
DestacadasLocal

Centro Cultural Comunitario Graciela, un espacio de encuentro de vecinas y vecinos de Mi Barrio 

El Centro Cultural Comunitario Graciela nace a partir de un hecho trágico que conmovió a la comunidad de Mi Barrio. Graciela fue vecina del barrio morenense, que murió en manos de su hijo, un paciente psiquiátrico. A partir de eso, se cedió su hogar en comodato para poner en funcionamiento un lugar que atienda familias, vecinos y vecinas. Hoy en día el Centro Comunitario lleva el nombre de Graciela, recordada por su solidaridad y buen corazón, que a su vez ofrece más de 10 actividades semanales. Desde Moreno Primero dialogamos con Soledad Márquez, coordinadora del Centro Comunitario.

En el año 2022, un hecho trágico conmovió a Mi barrio. Graciela fue víctima de un matricidio, al morir en manos de su hijo, un paciente psiquiátrico. A los pocos días la casa fue usurpada durante meses, y la dueña del lugar tomó las acciones necesarias para que desocupen el lugar. Al tiempo, nace un espacio de encuentro para vecinos y vecinas del barrio. 

Soledad Márquez, coordinadora del espacio, contó a Moreno Primero que la dueña de la casa, ubicada en Lisandro de La Torre y Perú, se comunicó con la Asociación Civil a la cual pertenecen para ceder en comodato su casa. “Se nos pidió, desde un principio, que allí funcione un espacio para abordar problemáticas de familias, mujeres, niños y niñas, y atender la necesidad de las y los vecinos que lo requieran”, explicó.  

En el mes de diciembre, la policía y el municipio de Moreno desalojan el lugar. “Una vez vacío el lugar comenzamos a construir un espacio cultural, y a través de charlas y visitas con vecinos y vecinas, se decide en conjunto que su nombre fuera Centro Cultural Comunitario Graciela, en honor a esta mujer solidaria y de gran corazón”, contó.  

Durante todo el mes de enero y febrero acondicionó el lugar, desde la pintura hasta las plantas, y luego comenzaron las actividades para toda la comunidad: talleres, DibujArte, Apoyo Escolar, una Feria Americana para solventar gastos de servicios y mejoras del lugar, Crochet, Manualidades, Guitarra, Entrenamiento Funcional y Yoga. También se controla la presión, y funciona un dispositivo Casa Pueblo que aborda de forma integral a personas con consumo problemático. 

Tenemos muchas ideas y ganas de poder sumar al barrio, construyendo un lugar donde todos podamos trabajar en comunidad y conjunto”, expresó la coordinadora.   

Los talleres pertenecían al Centro Cultural Chichilo, quien hoy funciona de manera educativa”, aclara Soledad. En este lugar funciona el programa FINES (secundaria para adultos), la E.E.P.A 704 (primaria de adultos), y también inició un proyecto educativo socio comunitario donde pueden asistir niños y adolescentes de 4 a 21 años.  

Además, “en Chichilo, cada sábado se encuentran jóvenes de diferentes barrios y cuentan sus vivencias más cercanas. De ahí surgió la idea de pedir donaciones de útiles y ropa de abrigo”, explicó Soledad.  

De esa forma nació la campaña “Mi barrio te abriga”. “La ropa de abrigo que se colecte será repartida a personas y/o familias en situación de calle para poder atravesar este frío que aún no llegó, pero que ya empezamos a sentirlo”, agregó. 

Todas las donaciones serán recibidas en el Centro Cultural Chichilo, ubicado en Márquez de Aguado 554, de lunes a viernes de 9 a 18 horas y los sábados de 16 a 18 horas.