Luis Arce, el candidato del MAS, se impuso en primera vuelta por amplia mayoría.

El 10 de noviembre del 2019 Evo Morales, presidente electo por el Movimiento al Socialismo (MAS) sufre un golpe de estado. Tras varios incidentes, Evo Morales renuncia y emprende su exilio en México: “Estoy renunciando para que mis hermanas y hermanos no sigan hostigados, perseguidos y amenazados. Lamento mucho este golpe, y espero que Meza y Camacho no maltraten a hermanas y hermanos” declaraba en aquel entonces.  

Renuncia presidente de Bolivia - Los Angeles Times

  Horas más tarde,  Jeannine Añez se autoproclamó presidenta interina fuera de la constitución y sin quorum. Era la única manera de hacerlo porque el MAS tenía mayoría en ambas cámaras y la decisión había sido de no sesionar. En dicha sesión, Añez declaraba: “Como presidenta de la cámara de senadores, asumo de inmediato la presidencia del Estado y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”.  

  En su primer discurso como presidenta interna manifestó:  “hoy comienza una ruta pacífica y democrática” y luego explicó, “he encomendado a las fuerzas armadas y a la policía nacional que garanticen la pacificación del país”. 

Se terminó de consumar el golpe de Estado: Jeanine Añez se autoproclamó  presidenta | Golpe de Estado en Bolivia, Evo Morales, Bolivia

 Lejos de pacificar el país, la violencia fue mucha por aquellos días. Un noticiero local relataba que “las protestas del viernes parecían más bien una guerra civil. Fue la jornada más dura desde que estalló la crisis en Bolivia. Se han cobrado más de 19 vidas desde octubre.” 

  Imágenes impactantes se recorrían el mundo, donde había una fuerte represión al pueblo boliviano. Incluso, se intimidó a los manifestantes con aviones de la fuerza aérea boliviana. 

En marzo llega la pandemia a América Latina y varios países entran en cuarentena estricta. Esto postergó las elecciones programadas para mayo en Bolivia. 

  Finalmente se programan las elecciones para el 18 de octubre. Evo Morales tiene prohibido presentarse como candidato. El candidato del MAS fue entonces Luis Arce. 

  La oposición al partido que ya había ganado en 2019 -el MAS- fue dividida. Los candidatos fueron Carlos Mesa por Comunidad Ciudadana, Luis Fernando Camacho por Creemos, Chi Hyun Chung por el Frente Para la Victoria (FpV) y Feliciano Mamani por el Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL). 

   Las autoridades electorales decidieron suprimir el conteo rápido en estos comicios. Este conteo se basa en la trasmisión de las actas de los colegios electorales por foto. Tras esta decisión se ralentiza el recuento oficial que podría alargarse varios días. 

  Aun así, la brecha entre el candidato con más votos y quien le sigue es tan amplia según las encuestas que Bolivia ya tiene un presidente constitucional, elegido democráticamente. 

Áñez reconoce la victoria del MAS y felicita a Arce y Choquehuanca

  Luis Arce se impuso por amplia mayoría, y de esta forma, gana en primera vuelta.  

  El economista de 57 años, que trabajó 18 años en el Banco Central donde ocupó varios cargos y fue ministro de Economía y Finanzas casi todo el período de Morales -con una pausa de tan sólo 18 meses- y quien elevó el Producto Interno Bruto boliviano de 9.500 millones de dólares anuales a 40.800 millones y redujo la pobreza del 60% a 37%, es ahora el presidente electo. 

  En rueda de prensa junto a su vicepresidente David Choquehuanca, Luis Arce declaró que Bolivia «ha recuperado la democracia” y prosiguió “hemos recuperado las esperanzas». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu